Noticias

"Se me salió nomás": El desliz que la ministra Carolina Tohá debió aclarar

La ministra del Interior, Carolina Tohá, aclara la controversia sobre las "usurpaciones pacíficas" en la Ley de Usurpaciones y su impacto en el delito.

  • Por Equipo Concierto.cl
  • |
Carolina Tohá
Agencia Uno

La ministra del Interior, Carolina Tohá, aclaró este martes el concepto de "usurpaciones pacíficas" que había utilizado en el marco del ingreso del veto presidencial a la Ley de Usurpaciones que fue aprobada por el Congreso el pasado 30 de agosto.

En dicha instancia, la autoridad se refirió a los casos de "usurpación pacífica" como aquellos "donde no hay violencia e intimidación a las personas y tampoco hay violencia en las cosas".

Diferencia entre "usurpación no violenta" y "usurpación pacífica"

Sin embargo, en entrevista con Radio Agricultura, afirmó que "esta es una Ley con el veto incluido que va a elevar la posibilidad de sancionar, perseguir, inhibir las usurpaciones de manera sideral".

"Una persona, una familia que entra en un sitio, puede ser violenta también. Y si es violenta va a caer en la categoría de usurpación violenta", agregó la ministra Carolina Tohá.

"Si hace esta usurpación sin amenazar a nadie, sin herir a nadie, sin romper nada, sin generar daño en las cosas, pasaría a ser una usurpación no violenta. Ese es el término correcto, no pacífica. Y en ese caso, está cometiendo un delito. En ese caso lo pueden detener, lo pueden desalojar del predio en cualquier momento y la pena va a ser cárcel o multa, a juicio del juez", explicó.

Una distinción importante en la Ley

Consultada por si piensa que toda usurpación es violenta, la secretaria de Estado sostuvo que usurpar "es violentar el derecho de una persona, por cierto. Pero no es lo mismo hacerlo dañando gente o rompiendo cosas, que hacerlo sin generar ningún daño físico o humano".

"El término correcto es no violenta. Yo nunca he querido acuñar el término pacífica. Si alguna vez se me salió, fue porque se me salió nomás. Pero el término es no violenta, y así es en la Ley actual también", reconoció.

De todas maneras, según recoge Meganoticias, Tohá zanjó que "una usurpación no violenta es un caso rarísimo. O sea, eso significa que no se rompió nada, que no tocaron una puerta. Que no resistieron en lo más mínimo, que no amenazaron a nadie. Es realmente un caso muy excepcional".

Compartir