Noticias

Popular cantante viral es condenado a 5 años de cárcel por tráfico de influencias

Delfín Quishphe, uno de los cantantes ecuatorianos más famosos en internet, fue condenado a su sentencia hoy tras un largo juicio.

Cantante Delfín Quishphe
Crédito: YouFest

Uno de los memes más recordados de los primeros años de YouTube en Latinoamérica son, sin dudas, los videos provenientes de la escena musical popular de Perú, Bolivia y Ecuador. Sin embargo, una de las estrellas más recordadas de esta seguidilla de artistas es Delfín Quishphe, más conocido como "Delfín Hasta el Fin". 

Recordemos que el artista se hizo conocido con canciones como Torres Gemelas, En Tus Tierras Bailaré. Ambos "éxitos" fueron acompañados por videos de bajo presupuesto, donde el artista aparece bailando frente a una pantalla verde.

Sin embargo, ahora completamente fuera de chiste, Delfín Quishphe se encontraría enfrentándose a la justicia. Esto luego de que la justicia de Ecuador ratificara una condena en contra del cantante de 5 años de cárcel. Todo, por el delito de tráfico de influencias.

¿Por qué Delfín Quishphe se enfrenta actualmente a la justicia?

Según se pudo conocer, el cantante, quien además es alcalde Guamote, adquirió una serie de elementos sanitarios con sobreprecio, como mascarillas, amonio cuaternario, guantes, entre otros, durante la pandemia de covid-19.

Según reportó Radio ADN, El intérprete de Torres Gemelas y En tus tierras bailaré, junto a La Tigresa del Oriente y Wendy Sulca, había sido sentenciado a prisión en 2021. Sin embargo, y luego de presentar un recuso judicial, la Corte de Justicia de Chimborazo confirmó la sentencia.

Pero no solo Delfín Quishpe está envuelto en este caso de tráfico de influencias. Todo, porque Jorge Yunda, quien fuera alcalde de Quito, también tiene un proceso por la compra de pruebas de detección del virus con sobreprecio.

Solo resta conocer qué sucederá con la alcaldía de Guamote, puesto que “Delfín hasta el fin” fue elegido como representante de la localidad en 2019, por lo que su administración debería continuar hasta 2023.

Un asunto bastante preocupante que cubre con un halo de corrupción a uno de los chistes latinoamericanos más populares.

Compartir