Entrevistas

La PUCV estrenó el primer taller universitario de rap y freestyle del país

Este ramo busca que los jóvenes adquieran habilidades sociales perdidas en pandemia como la confianza y el trabajo en equipo.

Taller De Rap
Getty Images

Hace un par de semanas se conoció que la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso sería pionera al instalar el primer taller universitario de rap y freestyle. Una incitativa que ya ha sido bastante exitosa.

En Mañana será otro día conversamos con Alejandro Gutiérrez (periodista) y Sebastián Mendoza (psicólogo), profesores del primer taller de Rap y Freestyle en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Para partir la conversación, Gutiérrez  comentó que "apuntamos a la sanación de la salud metal tan deteriorada en la pandemia. Somos un dupla psicosocial que usamos la herramientas del rap para que ellos se desahoguen".

En esta misma línea, el periodista destacó que "son habilidades socioemocionales. La escucha activa, la pertenencia, el trabajo en equipo. Por supuesto el ámbito lingüístico educativo".

Asimismo, Mendoza señaló que "es la disciplina que más manejamos, llevamos 6 años haciendo talleres. Nos dimos cuenta que más que ser un estilo musical sirve mucho para el desahogo, la iniciativa".

"Partimos este año. Este lunes haremos nuestra sexta clases y tendremos la primera prueba. Vemos el sentido de inclusión, de sacar la personalidad que tienen dentro", agregó el psicólogo.

El primer taller universitario de rap y freestyle

Por otro lado, Alejandro Gutiérrez comentó parte de los que han visto en las primeras clases. Según contó, el trabajo ha sido exitoso, sobre todo si se considera los efectos sociales acarreados por la pandemia.

Sobre esto, el profesor dijo que "nos dimos cuenta que tenemos estudiantes de tercer años que recién están conociendo a sus compañeros. Trabajamos con estas herramientas para expresarse en público. Para que ellos aprendan".

"Que esto les sirva en todos los aspectos de su vida. No estamos formando raperos, estamos formando personas", indicó Gutiérrez.

"Pasó todo lo de la pandemia y los chicos no podían ir a clases y muchos están muy perdidos y la gran mayoría no se conoce. (El taller) conlleva a que se puedan desenvolver mejor", finalizó Sebastián Mendoza.

Compartir