Noticias

«Bohemian Rhapsody»: Guionista demandó por incumplimiento en el pago de ganancias

El escritor Anthony McCarten levantó una demanda legal contra el productor Graham King y el equipo de GK Films.

Bohemian Rhapsody
20th Century Fox

A más de tres años desde su llegada a las salas de cine, Bohemian Rhapsody aún se mantiene como un referente entre los fans de Queen y su vocalista Freddie Mercury, una de las figuras más emblemáticas en la historia del rock.

La cinta logró tal notoriedad que a través de ella Rami Malek recibió el premio de la Academia en la categoría de «Mejor Actor».

Pese a la gran importancia que la cinta ha adquirido entre sus fans, la producción se enfrenta ante una situación delicada. Deadline reporta que el guionista Anthony McCarten levantó una demanda legal contra el productor Graham King y la compañía GK Films debido a un incumplimiento en el pago de ganancias tras el estreno de la película.

Diversos reportes indican que la película dirigida por Bryan Singer (cuya labor fue terminada por Dexter Fletcher) logró recaudar un total de 911 millones de dólares con un presupuesto de 55 millones.

Sin embargo, el equipo de 20th Century Fox Film Corporation asegura que la producción se encuentra en números rojos con una pérdida aproximada de 51 millones de dólares.

La demanda de McCarten ante la Corte Superior en la ciudad de Los Ángeles señala que él había realizado un trato con GK Films en el cual recibiría un cinco por ciento de las ganancias totales que recibiría la compañía y que, hasta el día de hoy, no ha recibido pago alguno. Además, King se negaría a responder sus llamados para llegar a un acuerdo.

Demanda por pago de ganancias

McCarten busca recibir el pago por daños monetarios que se determinarán a través de un juicio, un recuento completo de las ganancias totales de Bohemian Rhapsody y una declaración judicial de los derechos y deberes que se determinaron por contrato en relación con el acuerdo del escritor y que GK Films cumpla con este.

Los ejecutivos de Fox (corporación adquirida por Disney después del estreno de la cinta), argumenta que a McCarten solo se le debe el pago de ganancias de «ingresos netos definidos» en lugar de la definición de «ingresos netos» que GK Films acordó con el guionista en el año 2015.

Ante estas complicaciones, GK Films espera que Fox y Disney se involucren en el caso, argumentando que son ellos los que alteraron las definiciones de ganancia del escritor.

Compartir