Noticias

Daniela Seguel avanzó a semifinales del torneo W25 de Praga

La tenista chilena Daniela Seguel avanzó este viernes a las semifinales del torneo W25 de Praga, en República Checa.

Daniela Seguel

La tenista chilena Daniela Seguel (203ª del ranking mundial) avanzó este viernes a las semifinales del torneo W25 de Praga, en República Checa, certamen sobre polvo de ladrillo que reparte 25 mil dólares en premios.

La primera raqueta nacional batalló por más de tres horas en un duro encuentro ante la húngara Réka-Luca Jani (223°), superándola por parciales de 4-6, 6-3 y 7-6.

La "pantera" había accedido a la ronda de las ocho mejores del certamen tras haber superado previamente a la rumana Jaqueline Cristian (147°) y a la italiana Martina Di Giuseppe (215°), lo que le permitiría volver a ubicarse dentro de las 200 mejores tenistas del planeta.

En la etapa de la cuatro mejores del certamen, la nacional se medirá mañana sábado ante la alemana Jule Niemeier (263º), que hoy venció a la neerlandesa Anna Bondár por 2-6, 6-3 y 6-1.

Recordar que Daniela Seguel, de 28 años, registra 16 títulos de categoría ITF en el profesionalismo, ganando por última vez el año 2020 en el W25 de Vero Beach, en Florida, Estados Unidos.

Daniela Seguel

Nadal eliminado en Madrid

Mientras tanto, Rafael Nadal perdió este viernes en los cuartos de final del Masters 1.000 de Madrid ante un Alexander Zverev (4-6 y 4-6) que impuso su saque y su potencia física para doblegar al manacorí, y avanzar a semifinales en búsqueda de poder luchar por un segundo título en el certamen madrileño.

Nadal se queda sin poder luchar por su sexto título en Madrid. Y lo apartó de ello un Zverev que nunca antes había ganado al manacorí en tierra batida, pero que fue un huracán que engulló al actual número 2 del mundo en 1:47 horas de juego.

Un doble 6-4 a favor de Zverev, que logra la tercera victoria ante Nadal en ocho enfrentamientos, la tercera consecutiva además. La solidez en el juego, sobre todo en el saque, del alemán hizo que Nadal viera la red, la pista, a su rival, como un muro infranqueable.

 

Compartir