Efemerides

Jacqueline Van Rysselberghe: “Cambiarles el sexo a los niños no es bueno”

“El problema de las personas con disforia de género es que no son capaces de aceptar lo que son”, dijo la presidenta de la UDI. ¿Ir al TC? “No lo sé”, respondió.

“No es razonable que (un menor) sin la madurez necesaria pueda tomar una decisión de esta naturaleza, que le va a afectar la vida irremediablemente”, apuntó la senadora por el Biobío.

“Si un adolescente, aunque esté con el papá, no le venden alcohol, no puede comprar cigarros, que es un tema absolutamente de menor trascendencia”, cómo va a tomar esta decisión, se preguntó.

Insistió en que “hay un porcentaje muy alto de disforias de género en niños y adolescentes que revierten espontáneamente después de la adolescencia”. Por tanto, estima que “si se mantiene la disforia de género después de la adolescencia, entonces ahí que se cambie el sexo”.

La timonel gremialista también se refirió a los efectos en recintos médicos por la ley de aborto terapéutico en 3 causales: “Nadie puede obligar a una clínica privada a generar una prestación que no quiere”, aseguró, y planteó que negarles recursos públicos a los establecimientos que se opongan a esta intervención “es un daño para las mujeres (…) es totalitarismo hacerlo extensivo para que la gente no pueda recibir otro tipo de prestaciones”.

“¿Qué pasa si tengo un embarazo de alto riesgo, soy clase media y me puedo atender en la Católica y quería pagarlo a través de Fonasa? Con esta ley que había hecho la Nueva Mayoría no iba a poder hacerlo”, ejemplificó.

Sobre la interpelación contra el titular de salud Emilio Santelices, indicó que “va a servir para que el ministro se luzca”.

Finalmente, Van Rysselberghe dijo estar “absolutamente de acuerdo” con cambiar penas de cárcel a arresto domiciliario a personas con enfermedades terminales, de avanzada edad o que no pueden valerse por sí mismas, incluidos los condenados en Punta Peuco.