Noticias

Un gran emprendimiento: Gana dinero vendiendo tus calzones usados en internet

Getty Images

Si viste "Orange is the new black" entonces ya debes estar familiarizado con esta práctica, si no preparate: hay gente que paga por oler calzones usados. 

Parece insólito, pero de acuerdo con Pantydeal.com (uno de los mayores portales de venta de ropa interior), la tendencia de vender ropa interior sucia comenzó hace unos veinte años en Japón, incluso existía el mito de que en este país existían máquinas dispensadoras de calzones usados. 

Y sí, sé lo que estás pensando, que sólo se trata de uno u otro asiático con sus costumbres sexuales curiosas. Pero resulta que desde que la serie de Netflix "Orange is the New Black" mostró a varias reclusas vendiendo su ropa interior a través de Internet, el negocio se ha vuelto muy popular y las búsquedas en Google sobre calzones usado han crecido sustancialmente. 

¿Cómo funciona? En Internet existen decenas de páginas en las que puedes crear un perfil para vender tu ropa interior, como por ejemplo: Pantydeal.com, Pantyrust.com, Pantyzoo.com o sellpantiesformoney.com. Unos calzones sucios en Internet pueden costar entre 5 y 50 dólares, pero el precio puede variar según las especificaciones de cada comprador. Hay personas que piden que tengan manchas de flujo vaginal, sangre de periodo, orines, olor a sudor, entre otros.

Y es que el tema del olor tiene su ciencia y los portales que venden estas prendas dan recomendaciones para impregnar mejor los diferentes aromas. Primero recomiendan prendas de algodón y tener presente las tres zonas aromáticas: La zona 1 corresponde a la vulva, la segunda se refiere a la que está en contacto con la abertura vaginal y la tercera, que está más cerca al ano.

Y resulta que en nuestro país tenemos nuestra propias emprendedoras. Ese es el casp de Nicole de 21 años, que le contó a The Clinic como partió la idea: “Un día estaba mirando avisos en internet y encontré uno de un hombre que compraba calzones usados, me pareció raro, aunque yo ya sabía de este negocio pero en Japón. Entonces decidí contactarlo y después de conversar un poco le vendí los míos, de ahí se me ocurrió poner avisos en diferentes páginas y vi que habían muchos hombres interesados en esto”

Nicole comenta que los precios van desde los 10 hasta lo 20 mil pesos y que ella cobra dependiendo de la cantidad de días que los tuvo puestos. “Me mandan un mail o un mensaje a mi whatsapp pidiéndome una prenda, de ahí yo les envío fotos de calzones y colaless de diferentes estilos para que ellos elijan y a veces hacen diversas preguntas porque tienen miedo a que no les llegue nada, pero yo les doy la confianza y les explico bien las cosas antes de concretar la venta. Al final quedan felices jajaja”.

¿Qué te parece esta idea? ¿Una locura o un buen emprendimiento?

Compartir