Noticias

Niña inglesa de 14 años es congelada para ser revivida en el futuro

Un tribunal en Londres falló a favor de una joven de 14 años que deseaba ser congelada ¿La razón? La chica de iniciales J.S. sufre de un raro cáncer terminal que no tiene cura, por lo tanto pidió que su cuerpo fuese criogenizado , con la esperanza de ser despertada en un futuro en que la enfermedad tenga cura.

La criogenización consiste en bajar la temperatura del cadáver a -70 grados y sustituir la sangre por un fluido anticongelante. Luego el cuerpo se guarda en un tanque de nitrógeno líquido, a -196 grados, en la esperanza de reanimarlo en un futuro, donde la medicina lograría ese milagro y también curar las enfermedades que acabaron con la vida del paciente.

proceso-630xxx80

Todo este proceso enfrentó a sus padres, ya que mientras la madre apoyaba el último deseo de su hija, su padre -también enfermo de cáncer y que llevaba ocho años sin verla- se oponía y se negaba a contribuir al coste del procedimiento de congelación del cuerpo. Finalmente la niña recurrió a la justicia y entregó una emotiva carta en la que escribió:

«Sólo tengo 14 años y no quiero morir, pero sé que moriré. Creo que la criogenización me da la oportunidad de ser curada y despertada, incluso dentro de cientos de años. No quiero que me entierren bajo tierra. Quiero vivir y vivir por más tiempo y creo que en el futuro pueden encontrar una cura para mi cáncer y despertarme. Esta es mi oportunidad. Este es mi deseo», escribió en su reclamación a la justicia.

2104560-1

El juez que falló a su favor, Peter Jackson, alegó que se trataba de un caso excepcional, ya que ha sido la primera menor del Reino Unido en hacer una petición como esta.  Jackson la visitó al hospital después de leer su carta y, entonces tomó su decisión.

"Me sentí conmovido por la forma tan valiente con la que se estaba enfrentando su situación. Es un ejemplo sobre las nuevas preguntas que la ciencia plantea a la ley, quizás sobre todo al derecho de familia... Un padre no siempre se encuentra en esta situación".

El cadáver de la menor ya se encuentra en un tanque de nitrógeno líquido del Cryonics Institute de Michigan, en Estados Unidos, bajo el nombre de "Paciente 143".  Y se mantendrá en ese estado a la espera de una segunda oportunidad.

 

 

Compartir