Noticias

¿Por qué se demoraron tanto en abrir un regalo de matrimonio?

Kathy y Brandon Gunn se casaron el 2007 en Michigan, Estados Unidos, pero hasta este año les quedaba un regalo de matrimonio por abrir: Una caja blanca, que les regaló una tía de la novia, que venía con una orden: “No abrir hasta la primera discusión”.

Y aunque durante estos nueve años pelearon, discutieron y se enojaron no se atrevían a abrir el regalo. ¿Por qué? Porque sentían que hacerlo era sinónimo de fracaso. Entonces optaban por solucionar sus problemas: “Nos obligaba a reevaluar la situación”, explica la novia. “¿De verdad era el momento de abrir la caja?, ¿Y si no era nuestra peor discusión? ¿Y si teníamos por delante una peor y ya no teníamos la caja para esa?”.

Hasta que por fin la abrieron y se encontraron con dos notas, una dirigida a cada uno y plata para seguir las instrucciones. Las de Kathy: comprar una rica pizza y a preparar un buen baño de tina. Las de Brandon: comprar flores y una botella de vino. Además en la caja venían copas para brindar, un florero y productos para el baño de tina. El resultado para la pareja: brindar y compartir el aprendizaje: “Durante nueve años (dos hijos y tres mudanzas en el cuerpo) esa caja ha estado esperando en una estantería… acumulando polvo, pero, de alguna manera, nos ha enseñado algo sobre tolerancia, comprensión, compromiso y paciencia… decidimos abrir la caja porque tuve una revelación: Me di cuenta de que las herramientas para crear y mantener un matrimonio fuerte y sano nunca estuvieron dentro de una caja, sino dentro de nosotros”, reflexionó Kathy.

¿Quieres leer el testimonio completo de la pareja? Revisa aquí la publicación en el grupo de Facebook Love What Matters, que ya tiene 15.276 likes y ha sido compartida 2080 veces.

 

 

Compartir