Noticias

Carlos Larraín revive el atropello: "Fue un aprovechamiento político grosero"

En una entrevista con el periódico Las Últimas Noticias, Carlos Larraín repasó el episodio en el que se vio involucrado su hijo el año 2013, cuando atropelló a Hernán Canales, quien posteriormente falleció.

De vuelta con sus polémicos dichos, el expresidente de Renovación Nacional, quien ahora vive en una 'parcela' de 96.000 hectáreas en la Región de Magallanes, aseguró que el accidente "fue un aprovechamiento político grosero".

Mientras, Martín Larraín fue absuelto de los cargos en su contra, los amigos que lo acompañaban ese día fueron condenados por obstrucción a la justicia. Respecto a la autocrítica por este tema, Carlos Larraín dice: "¿Pero qué autocrítica? lo que sufrimos como familia es porque mi hijo cometió un gravísimo error y eso no se disimula, pero, no dejó botado al muerto, no lo dejó desangrarse en la orilla del camino. Esa es la verdad judicial definitiva.", afirmó.

Sin embargo, por esas coincidencias de la vida, hoy la Fiscalía del Maule condenó al médico forense Mario Peña y Lillo, por haber "cometido una serie de irregularidades en la autopsia del fallecido", asegura The Clinic.

La acusación comenzó cuando se tomó una segunda autopsia del cuerpo del atropellado por Martín Larraín, que arrojó resultados diferentes a la primera realizada por Peña y Lillo. Finalmente, se determinó que hubo falsificación de instrumento público.

"El informe de autopsia elaborado por el doctor Peña y Lillo decía y afirmaba hechos que en realidad no habían sido constatados y verificados durante el desarrollo de la autopsia y fue así que el tribunal lo apreció de la misma manera y determinó un veredicto condenatorio respecto del imputado", aseguró el fiscal jefe de Parral, Nelson Riquelme.

"Se solicitó una pena de 300 días de presidio menor en su grado mínimo atentidas las circunstancias modificatorias de responsabilidad penal que fueron invocadas y reconocidas por parte del Ministerio Público, además de las accesorias legales correspondientes, entre ellas, la suspención de cargos y oficio público por el tiempo que dure la condena".

Un dato relevante que también se recogió, fue que el doctor, no conoció la identidad del autor de los hechos.

 

Compartir