Noticias

10 Canciones Fundamentales de Pet Shop Boys (1991-2012)

Pet+Shop+Boys_362x362A una semana del esperado regreso de Pet Shop Boys a Chile, en Concierto les traemos la segunda parte de nuestro especial con las canciones fundamentales del dúo británico. En esta ocasión, revisamos la etapa que comprende desde 1991 a 2012.

Where the Streets Have No Name (I Can´t Take My Eyes Off You) – single, 1991

Era una vieja idea: hacer un medley entre el clásico de U2 y el éxito de Frankie Valli, explotando el parecido entre ambas canciones. El dúo incluso jugó con la idea de grabar un EP de himnos rockeros transformados para la pista de baile. Finalmente, todo quedó en este misil discotequero, sobre el que un disgustado Bono ironizó, parafraseando “What Have I Done to Deserve This?”: “¿Qué hemos hecho para merecer esto?”.

Can You Forgive Her? (Very, 1993)

Luego del contemplativo “Behaviour” (1990), los ingleses volvieron a la carga con una obra maestra de la electrónica bailable y una potente reinvención estética que incluyó trajes futuristas y oníricos videos generados por computadoras. Debajo de la tecnología, reptaban dramas emocionales sobre la ausencia y la memoria, como este magnífico primer single.

Go West (Very, 1993)

Este cover de Village People cerró la fase de dominación global del dúo británico. A diferencia de muchos contemporáneos, el grupo jamás desapareció de los rankings, pese a que los cambios de la industria discográfica difuminaron la hegemonía pop que mantuvieron hasta “Very”, único álbum de la banda que llegó al número uno en Inglaterra. Tras el colapso de la Unión Soviética, “Go West” se convirtió en un himno de múltiples lecturas y usos que superó con creces al original.

Se a vida é (That´s the Way Life Is) - Bilingual, 1996

La influencia latinoamericana se respira en este título cuyo acuático video fue muy popular en MTV y VH1. Mientras gran parte de las bandas inglesas naufragaban en medio de la autorreferente fiebre Britpop, el dúo continuaba fascinado con la batucada láser, luego de su gira por nuestro continente.

New York City Boy (Nightlife, 1999)

La devoción de Pet Shop Boys por Nueva York se palpa desde la fundación del grupo. Este single es la declaración más formal al respecto: una celebración de la escena disco, grabada en el legendario Studio 54, la catedral del movimiento. En Chile fue el último éxito del dúo que gozó de rotación masiva y transversal en radios y canales de video música.

Home and Dry (Release, 2002)

El disco “Release” marcó un vuelco de la banda hacia los sonidos acústicos, con abundante uso de pianos, guitarras, percusiones y bajos. Fue un regreso a la arquitectura a escala humana del clásico “Behaviour” (1990), incluso con la reaparición de Johnny Marr (The Smiths/Electronic). Este nostálgico single, una obra maestra sobre el arte de echar de menos, contó con uno de los videos más experimentales del dúo: la rutina de los ratones en el metro londinense.

Flamboyant (PopArt, 2003)

Los compilados de éxitos no son un trámite para Pet Shop Boys: son oportunidades para abordar con perspectiva su legado e incluir inéditos que se transforman en singles formidables. Sucedió con “DJ Culture” y “Was It Worth It?” de “Discography” (1991), “Miracles” y “Flamboyant” de “PopArt” (2003), y “Together” de “Ultimate” (2010). Este video celebra la cultura pop japonesa y hace irónicos apuntes sobre su occidentalización.

I´m with Stupid (Fundamental, 2006)

El primer single del disco más politico del dúo incluyó una parodia por partida doble: repasó la historia del grupo y la relación entre Estados Unidos e Inglaterra durante la llamada “guerra contra el terrorismo”. El retorno de Trevor Horn en la producción le entregó peso y grandilocuencia fílmico-orquestal a una aventura de alto impacto que presentaron en nuestra Estación Mapocho.

Love Etc. (Yes, 2009)

La minimalista portada blanca de “Yes” contrastó con la siniestra oscuridad de su antecesor. El dúo regresó al sonido bailable y su posterior gira incorporó enormes cubos móviles y coreografías, cual versión dance de “The Wall” de Pink Floyd. Una hipnótica canción sobre la voracidad material y el vacío emocional de la vida moderna.

Invisible (Elysium, 2012)

Por su tono reposado y contemplativo, “Elysium” está hermanado con “Behaviour” (1990) y “Release” (2002). Sin embargo, no logró estar a la altura y la banda reaccionó anunciando un nuevo y bailable disco (“Electric”) para 2013. Puede que sea el trabajo menos consistente del dúo, pero incluye la impresionante “Invisible”: una canción en gravedad cero sobre el fin de esa fiesta llamada juventud.

Compartir