Una ciudad se construye a través de sus habitantes.
Y el alma de un lugar no sólo vive en el relato oficial, en las fechas y los próceres
que dan nombre a sus calles.
Por eso el concurso de cuentos breves Santiago en 100 Palabras es tan brillante en su aparente simpleza: los textos de sus participantes forman La Historia, que es muchas historias paralelas y sin límites.
Como orgullosos media partners, desde la 88.5 te presentamos a los ganadores de la versión XVI.
Además, invitamos a nuestros auditores en Punta Arenas (92.7) y Antofagasta (90.7)
a participar en las convocatorias regionales abiertas.
Celebra los 45 años de Concierto, sólo grandes canciones, con grandes historias en formato pequeño, portátil y estéreo.

Convocatorias Abiertas



Atrévete y lánzate en los concursos regionales. Aquí están las bases: categorías, premios, plazos
y el concepto que debe alimentar tu historia.

Magallanes en 100 Palabras       Antofagasta en 100 Palabras

Ganadores 2017



LA PELOTA

Premio al Talento Infantil

Jugando en la cancha de tierra, el López le pegó fuerte a la pelota. Se fue lejos. Fui a buscarla y cayó en el techo de la vecina más pesada del pasaje. Ese día decidimos que nos gustaba más leer que jugar a la pelota.

Daryl Zavala Barrales, 6 años
Caldera

Ilustración: María Guarda

EN VITRINA

Premio al Talento Joven

Voy caminando por las calles de Santiago, tengo que comprarme ropa y ando viendo las vitrinas. A los delgadísimos maniquíes la ropa les queda preciosa. Haciendo contraste se puede ver mi reflejo, con una cola de caballo desordenada, los tutos gordos y diez lucas en el bolso Kipling de imitación. Me da pena y me voy a mi casa. Estoy en el vagón del metro, las puertas se cierran y me veo. Sigo en vitrina.

Valentina Sandoval Toro, 16 años
Isla de Maipo

Ilustración: David Torres

LAS VUELTAS DE LA VIDA

Premio al Talento Mayor

Le gustaba saltar en los charcos, mochila al hombro, con las botas negras de su hermano mayor. Ahora lleva al hombro los animales faenados, usa las botas blancas de la empresa y evita pisar los charcos de sangre.

Daniela Buchling Cornely, 71 años
Vitacura

Ilustración: Francisca Palomas del Río

TARJETA BIP

Premio al Talento Breve

Y cuando traté de abrir la puerta de mi departamento con la tarjeta bip supe que Santiago ya era parte de mí.

Claudia Ballarini Castro, 41 años
Ñuñoa

Ilustración: Jaime Carras

CINCO DE 14

Premio al Talento de Barrio

Taco a la entrada de Quilicura. Micro 307. 14 personas, todos sentados. Un pelirrojo tomando helado aparentemente de chirimoya; una pareja de enamorados al fondo; una señora dando pecho; dos escolares durmiendo, uno boquiabierto y el otro apoyado en el hombro de su amigo que duerme boquiabierto; una anciana leyendo el diario; cinco negros sentados al lado que da el sol. El chofer escucha una cumbia y canta «nunca me faltes, nunca me engañes».

Marcelo Ortiz Lara, 22 años
Quilicura

Ilustración: Víctor Doblege

LOS VAMPIROS

Primer Lugar

Les decían los vampiros. Caminaban por el asfalto hirviendo, a paso lento y vestidos de implacable negro. Salían de noche a pasear a su perro, que era negro y se llamaba Fassbinder. Ella estudiaba Pedagogía en Castellano y él trabajaba en una tienda de animales. No hablaban con nadie. Nunca sonreían. No había nadie en el barrio como ellos. Siempre les quise hablar, pero nunca me atreví. Desaparecieron de un día para otro. Años después, cuando yo trabajaba en una casa de cambio, aparecieron. Iban a comprar euros. Seguían juntos, seguían vestidos de negro.

Macarena Araya Lira, 31 años
Ñuñoa

Ilustración: Igneo

ALUNIZAJE

Segundo Lugar

Viajábamos por Vespucio en un auto robado. Era de noche y caía un granizo negro que apagaba lentamente las luces de la ciudad. Sin hablar, dimos tantas vueltas en busca de guarida que terminamos por conocer de memoria cada calle y paso nivel anegado. Con el rostro en los vidrios, mientras el auto se hundía, fuimos parte de la lluvia.

Cristian Foerster Montecino, 28 años
Ñuñoa

Ilustración: Joel Gálvez

FEBRERO

Tercer Lugar

Se sienta en el borde de la piscina y mete tímidamente los pies en el agua. Su padre lo observa desde arriba del techo que recién terminaron de cambiar. Tírate nomás, le dice, los dueños de casa no están. Siente que su corazón se acelera y se quita la ropa lo más rápido que puede. Se sumerge despacio, sin hacer ruido, para que los vecinos no se den cuenta. Se hunde hasta tocar los azulejos del fondo y aguanta la respiración hasta que se vuelve insoportable. Nada y siente el sol pegando en su espalda. Cierra los ojos y flota.

Paulina Ortega Contreras, 24 años
Maipú

Ilustración: César Mejías "Gatón"

VECINOS

Mención Honrosa

Levantaron un edificio al lado del nuestro. Ya no entra el sol por la ventana. Ni se ve la luna desde la cama. Sólo ventanas. Algunas iluminadas, otras cerradas. Adentro se mueven siluetas sin rostro. Me gusta apoyarme en el balcón y mirar. Pero cuando me ven, cierran las cortinas. Mi hermano me dice que es porque viven en una torre de 18 pisos, mientras nosotros estamos en un block de cuatro pisos. Yo no le hago caso, si a las finales, somos vecinos.

María Isabel García-Huidobro Moroder, 55 años
Ñuñoa

Ilustración: Andrés Rodríguez

BLACKOUT

Mención Honrosa

Despierto medio borracho entre malezas y flores silvestres. No recuerdo muy bien cómo llegué aquí, pero sospecho que eso podría ser una ventaja. Todavía tengo mi billetera entre mis cosas, muy buen indicio. En ella, aún conservo una foto de mis padres, y de mi hermano muerto. Mientras analizo mi entorno con los ojos entrecerrados, mis manos, como obedeciendo a un mandato independiente a mi cerebro, palpan mi cuerpo en busca de heridas. Nada. El alcohol me pone cariñoso y olvidadizo. Espero no haber lastimado a nadie. Para la próxima noche de año nuevo pediré que me encierren con llave.

Ricardo Palma Fuentes, 25 años
Lo Espejo

Ilustración: Elisa María Monsalve

21 DE OCTUBRE AL 21 DE NOVIEMBRE

Mención Honrosa / Premio del Público

Se amaneció cosiendo el disfraz para esa fiesta. Eligió vestirse de escorpión porque en el curso siempre lo hicieron sentir raro y peligroso al mismo tiempo. Al llegar, las luces de colores lo iluminaron a él, el único con disfraz, y a los demás burlándose, como siempre. Pensó en huir pero no había pegado lentejuelas seis horas para eso. Así que respiró profundo, entró a la pista de baile, formó un círculo alrededor suyo, lo marcó con vodka, le prendió fuego y cansado de tantos años de insultos, se clavó frente a todos su propio aguijón.

Belén Fernández Llanos, 30 años
Santiago

Ilustración: Igneo

POSVERDAD

Mención Honrosa

Estaba ahí: una oreja blanca, alargada y limpia que emergía entre la yerba del parque. El dedo certero de Ignacio, mi hijo de 2 años y siete meses, lo indicó con el énfasis exagerado de un niño que no quiere hablar. Ansiosa, tomé mi celular y saqué la foto. Faltaba una bajada memorable para mi tweet. Pensé en orejas célebres. En la depresiva de Van Gogh, en la casi mutilada por Mike Tyson, en la surrealista de David Lynch y en la escena cruel de Tarantino. «Esta no es una oreja», escribí. Quedé conforme y volvimos a casa.

María Soledad Carlini Catalán, 34 años
Providencia

Ilustración: Sergio Pérez Roa

Ganadores 2016



Lionel

Lionel

Primer lugar

Lionel aprendió a nadar solo, tirando el cuerpo a los ríos de la Araucanía. Estudió internado en el liceo y se tituló de contador en un pueblo donde la única empresa era un supermercado chico. Migró a Santiago para entrar al Ejército. Al final, se convirtió en guardia y trabaja de lunes a sábado en la farmacia de un mall. Arrienda una pieza en un cité de Mapocho. Algunas noches fuma parado en el borde del puente, tirando las colillas a la corriente del río.

Arelis Uribe Caro, 29 años
Providencia

Ilustración: Felipe Lira

El Secreto

EL SECRETO

Segundo Lugar

Cuando adolescente pensaba que el mundo estaba hecho de una trama que había que reconstruir. Creía que había un secreto, un sentido oculto, y que estábamos llamados a descubrirlo. Hice dos cosas: (1) salí todos los viernes, sábados y domingos a la calle y seguí al azar a un perro; (2) llamé a todos los números de teléfono que la gente anotaba en los baños públicos. Recorrí muchas calles y mantuve muchas conversaciones. El secreto que descubrí estaba en las patas de los perros y en la voz de las personas.

Francisco Javier Ide Wolleter, 26 años
Ñuñoa

Ilustración: Claudio Salas

Soledad de lavandería

SOLEDAD DE LAVANDERÍA

Tercer Lugar

Aquí no hay sistema de reserva ni espacio para dudar, lo que importa es llegar primero. Voy a secar mi ropa y de paso mirar por la ventana. Piso 27, subo de madrugada para evitar a otros. La lavandería está cargada de humedad y huele raro, hay manchas en la pared y ruidosos ciclos de lavado y secado estremecen mis oídos; nada de eso importa. Yo prefiero estar aquí, es menos pretencioso que los miradores con sus enamorados y atardeceres. Yo prefiero esta ventana, solo ante la noche entre el ruido, la humedad y las luces titilantes de la ciudad.

Paulo Roberto Correa Vargas, 33 años
Santiago

Ilustración: Manuel Galindo

Universo Paralelo

UNIVERSO PARALELO

Talento Infantil

A veces cuando estoy viendo televisión con mi mamá, pienso que hay una clase de universo paralelo y que hay otro Santiago y otro yo mirando el cielo pensando lo mismo que yo o un mundo donde todo es lo contrario.

Benjamín Renato Cifuentes Osses, 11 años
Maipú

Ilustración: Alex Peris

Aún en Color

AÚN EN COLOR

Talento joven / Premio del público

Estoy en un pasillo del colegio con un grupo de compañeros, nos reímos, no sé bien de qué, pero aun así me río. De pronto me doy cuenta de que no debería reírme, porque es infantil reírse sin razón, me siento inmadura, creo que voy a explotar. Pero veo las anchas sonrisas y brillantes ojos de mis compañeros, entonces me río con fuerza. Ellos me miran y se ríen conmigo. Pasa un inspector frente a nosotros, mira detenidamente y no se ríe. Yo lo miro y me río, me río porque puedo y porque temo alguna vez ya no poder.

Paula Alonso Reyes, 15 años
Puente Alto

Ilustración: Jorge Dumois

Lola por qué tan sola

LOLA, POR QUÉ TAN SOLA

Talento Breve

Mi mamá me dejó al cuidado de mi tío. Guardé silencio como de costumbre.

Ivana Victoria González Araos, 16 años
Quilicura

Ilustración: Fabián Rivas

El PlumaL

EL PLUMA

Talento Mayor

Era zurdo y delgado como látigo. Con dedos largos y reflejos de gato, trabajaba alivianando incautos en las calles de la ciudad. Si había que correr, cortaba el aire con su perfil afilado, pero acorralado se terciaba decidido con la izquierda armada. No sabía escribir, pero daba todo por la Paty y el Manuelito. Largos años después, un mediodía otoñal fue fotografiado, ya canoso, en el paseo Ahumada. Dos carabineros lo flanqueaban. Traía las manos impedidas y la boca sangrando, pero caminaba erguido y con la mirada alerta.

Jorge Rafael Sariego Mac-Ginty, 71 años
Casablanca

Ilustración: Paula Bustamante

Amor Invisible

AMOR INVISIBLE

Mención Honrosa

Le tomé la mano, se la solté. Rocé sus dedos y los alejó. Nosotros temiendo lo peor, mientras allá en la puerta del metro, una niña y un niño se tragan mutuamente.

Diego Ignacio Figueroa Sánchez, 33 años
Puente Alto

Ilustración: Marcela Peña

verano

VERANO

Mención Honrosa

Rodeada de jóvenes con Hawaianas, trajes de baño y poleras multicolores, la acalorada niña se imagina llegar al mar caminando por la calle Puente.

Emilio Osvaldo Caviedes Olivares, 45 años
La Florida

Ilustración: Felipe Echeverría

Compras

COMPRAS

Mención Honrosa

La multitud se aferraba a la cerradura dorada y sucia de la puerta de vidrio. La puerta estaba tensa y desesperada. El guardia tenía los ojos vidriosos y el aliento a piscola. La liquidación de verano había comenzado.

Alejandro Antonio Ávila Moreno, 45 años
Salamanca

Ilustración: Jorge de la Paz

Golpecito de estado

GOLPECITO DE ESTADO

Mención Honrosa

Sabíamos que los de la mesa del lado eran militares retirados. No todos, sólo los que hablaban más incoherencias sobre glorias pasadas. Pidieron banderas y chupallas como cotillón y se pararon a hacer el trencito engalanados como si fueran las Fiestas Patrias. Era inquietante ver sus rostros borrachos, oír sus risotadas, verlos bailar usando servilletas como pañuelos. Se dieron una vuelta completa por el comedor del hotel bailando, volvieron a sentarse y pidieron otra botella de vino. Ganaron el premio a la mesa más alegre y yo sentí que por unos minutos hubo un golpecito de Estado en el matrimonio.

Natalia Muñoz Castillo, 30 años
Santiago

Ilustración: Felipe Lira

Distancia

DISTANCIA

Mención Honrosa

Vicente sabe lo difícil que es un amor separado por la distancia. Sin embargo, insiste en escribir cartas para arrojarlas al primer piso del edificio, porque sabe que en algún minuto la niña de abajo las recogerá aunque estén manchadas y desteñidas.

Leonardo Andrés Rebolledo Corvalán, 35 años
Ñuñoa

Ilustración: Claudio Salas